Paso 3.1: CONÓCETE: ANÁLISIS DAFO - DEBILIDADES

“Los sueños son la meta, la imaginación el transporte y la realidad el punto de partida”

1. Concepto

Una vez finalizado el primer y segundo paso (dentro de la parte de AUTOCONOCIMIENTO) te invitamos a leer, pensar y sobre todo a CONOCERTE A FONDO a través del DAFO. Recuerda que tienes que situar tu candidatura en el mercado laboral y analizar cuál es tu propuesta de valor, así como descubrir cuáles son tus debilidades y/o amenazas ,que por otra parte, tendrás que superar.

El análisis DAFO es una técnica de autoconocimiento y autoevaluación que sirve para analizar las fortalezas y debilidades, identificando cuáles son además sus amenazas como oportunidades, esta herramienta se puede llevar tanto al terreno profesional como personal.

El objetivo que persigue es identificar cuál es la situación real y actual en la que se encuentra el individuo y trabajar para que alcance la posición que desea obtener en un futuro, de tal manera que las fortalezas se potencien, las debilidades se entrenen para conseguir una mejora, se aprovechen las oportunidades y se combatan las amenazas.

En esta entrega se desarrolla cómo trabajar las DEBILIDADES, deberás ir siguiendo los pasos 3.2, 3.3 y 3.4 hasta completar el Análisis DAFO, fundamental para concluir la fase de AUTOESTUDIO O AUTOCONOCIMIENTO que estamos llevando a cabo. 

2. Desarrollo

ANÁLISIS DAFO: LA 4 VARIABLES/ELEMENTOS QUE LO COMPONEN (No confundas lo que parte o depende de ti (F, D), de lo que parte de fuera (A, O)

Variables internas, que se centran en el análisis de uno mismo:

  • Debilidades. ¿En qué fallamos más que los demás? ¿Qué actitudes o comportamientos nos impiden alcanzar nuestros objetivos?
  • Fortalezas. ¿En qué destacamos? ¿Cuáles son nuestros puntos fuertes? ¿Qué hago mejor que los demás? ¿Qué actividades me resultan más gratificantes? ¿En qué tipo de ambiente rendimos mejor?

Variables externas, centradas en el análisis de las amenazas y oportunidades del entorno:

  • Amenazas. ¿Hay alguna variable externa que nos dificulte llegar a nuestros objetivos? ¿Qué competencia existe dentro de la empresa? ¿Qué riesgos existen para nosotros dado nuestro desempeño actual?
  • Oportunidades. ¿Qué puertas se nos pueden abrir dadas nuestras fortalezas? ¿Con qué medios contamos para alcanzar nuestros objetivos? ¿Qué podemos aportar en un determinado ámbito o sector?

¿Qué Beneficios presenta?

  • Mejorar la trayectoria profesional.
  • Mayor autoconocimiento. 
  • Aumentar los niveles de productividad
  • Mitigar riesgos. ¿Cuántas veces no nos hemos lamentado por no haber visto con antelación los riesgos que luego se han materializado?
  • Mejorar la imagen personal y profesional. 

Una vez realizada una pequeña introducción sobre qué significado tiene y cuál es el objetivo del Análisis DAFO, comenzaremos a explicar de manera más detallada cada uno de los elementos/variables que forman parte del mismo.

2.1. DEBILIDADES

Las debilidades, como se han señalado anteriormente, pertenecen a aquellas variables internas, que única y exclusivamente dependen de mí, es decir, ni el entorno ni el contexto que me rodea son factores que puedan afectar a mi situación actual.

Se pueden definir como los puntos débiles o bien, las áreas de mejora de la propia candidatura, que tienen que ser controlados y por ende superados, ya que pueden minar o reducir considerablemente la posibilidad de encontrar un puesto que se ajuste al perfil deseado impidiendo lograr las metas establecidas.

Para ser conscientes y poder analizar cuáles son nuestras flaquezas, os invitamos a cuestionaros las siguientes preguntas:

  • ¿Qué es para ti una debilidad? ¿Sabrías describir cuáles son tus puntos débiles o debilidades?
  • ¿Crees que las debilidades son algo negativo para la búsqueda de empleo? ¿Por qué? ¿Qué y cómo podrías mejorar?
  • ¿Nos puede servir el conocimiento de las debilidades para encontrar un empleo? ¿Cómo?
  • ¿Qué hago mal o peor que los demás? ¿En qué fallo más que los demás?
  • ¿Qué capacidades debo mejorar?
  • ¿Qué aspectos de mi actitud me impiden mejorar?

Ante estas cuestiones anteriormente formuladas, ¿qué podríamos contestar?  

  • La comprensión lectora.
  • Impaciencia, necesidad de conseguir resultados inmediatos.
  • Capacidad matemática y la capacidad social.
  • Nivel bajo de inglés.
  • No disponibilidad para la movilidad geográfica.
  • Dificultad para delegar.
  • Urgencia por encontrar trabajo por la poca experiencia.

Pero…¿existe una manera de trabajar todo ello desde un enfoque positivo? ¿Cómo?

La respuesta es Sí, a modo de sugerencia, si nuestra mayor debilidad es el “desconocimiento o el nivel bajo del idioma inglés”, podemos enfocarnos en el deseo de seguir aprendiendo y formándonos a través de varios recursos, ya sean a través de las clases de inglés, de salidas al extranjero, de escuchar canciones o ver películas en este idioma.

2.2. COMO TRABAJAR LAS DEBILIDADES

Existen multitud de métodos para trabajar las debilidades, en este capítulo sólo se va a desarrollar uno, cabe decir que en la sección de recursos bibliográficos recomendados existen más fuentes donde poder consultar otras herramientas.

1.- El primer paso es Identificar las Debilidades.

Te recomiendo que elabores una lista de aquellas experiencias, vivencias, fracasos que han impedido que salgan las cosas como esperabas.

Ej: Mantener un trabajo un tiempo máximo de 6 meses.

2.- Buscar los atributos que tienen en común esas situaciones. 

Ej: Tener dificultad de mantener una relación cordial y educada con la familia y compañeros de trabajo, ello indicará que quizás las habilidades de comunicación sean débiles.

3.- Solicitar a las personas más cercanas, qué indiquen cuáles son las debilidades que ven en ti.

4.- Pensar en las cosas que deseas cambiar de tu vida.

Es decir, si una dimensión de tu vida no te completa porque no te hace feliz, puede ser debido a que no seas capaz de controlarla, por lo cual, es recomendable que se anoten esas observaciones y tratar de identificar si existe algún vínculo entre las debilidades y los cambios que se quieren lograr.

Ej: Si se desea que el hogar y el despacho de trabajo esté más limpio y ordenado, la debilidad radicará en la falta de organización.

Al momento que se descubre cuál es la Debilidad que nos impide avanzar, estaremos ante el primer paso para poder vencerla.

Y para dar por concluido este artículo, nos tomamos la consideración de compartir un precioso cuento que puede servir para dar mayor consistencia a este post:

Hace mucho, mucho tiempo… un cargador de agua en la India tenía dos grandes vasijas que colgaban a los extremos de un palo que él llevaba cada día encima de los hombros. Una de las vasijas tenía una grieta, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua hasta el final del largo camino a pie desde el arroyo hasta la casa de su patrón. Sin embargo, cuando llegaba a su destino, la vasija rota sólo contenía la mitad del agua.

Y eso ocurrió cada día durante dos años. Desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, perfecta para los fines para la que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque sólo podía conseguir la mitad de lo que se suponía era su misión. Después de esos dos años le habló al aguador diciéndole:

-“Estoy avergonzada de mi misma y me quiero disculpar contigo…”

– “¿Por qué?”- le preguntó el aguador.

– Porque debido a mis grietas, sólo puedes entregar la mitad de mi carga. Debido a mis grietas, sólo obtienes la mitad del valor de lo que deberías cobrar del patrón.

El aguador se sintió muy apesadumbrado por la vasija y con gran compasión le dijo:

“Cuando regresemos a la casa del patrón quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino”.

La vasija agrietada así lo hizo y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo del camino, pero de todos modos se sintió muy apenada porque al final sólo llevaba la mitad de su carga.

Entonces, el aguador le dijo:

“¿Te diste cuenta de que las flores sólo crecen en tu lado del camino?, siempre he sabido de tus grietas y quise obtener ventaja de ello, sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde tú vas y todos los días tú las has regado. Por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el altar de mi maestro. Sin ser exactamente cómo eres, él no hubiera tenido esa belleza sobre su mesa”.

 

Ahora es tu turno, ¿Eres capaz de reconocer tus ‘debilidades’ y sembrar para convertirlas en bonitas flores de tu jardín?

3. Fuentes bibliográficas y recursos

4. ¡¡Motívate!!